Mariangel Villasmil

BlogSeguiré buscando el latido

Seguiré buscando el latido

Hace algunas semanas salí a tomarme un café, en un lugar de esos que están llenos de una energía especial. Antes de irme, entré al baño y al mirar el espejo, algo llamo mi atención, un texto grabado en la esquina del espejo decía lo siguiente:

                                          Días sin ti.

Hagas lo que hagas, busca el latido.

Busca el latido. Esa frase que tanto me repetía mi abuela quedara para siempre grabada en todas y cada una de mis decisiones.

 Elvira Sastre

Inmediatamente decidí buscarlo en mi teléfono, sentí la necesidad de saber mas sobre esa frase «Busca el latido», sentí que me hablaba directamente y no me equivoqué. En el mismo párrafo del poema dice:

Gaelito, mi niño, eres igual que tu abuela. Siempre vas contracorriente. Mi amor, no dejes nunca que te hagan creer que esto es algo malo o que no merece la pena. Solo los que van contracorriente consiguen llegar a su destino; allí donde están todos no hay hueco para nadie mas. Y tu te mereces el mejor lugar del mundo…

…hagas lo que hagas: Busca el latido…

Agradezco cada segundo de ese día, en el que me sentí justo como Gael, llena de angustia y de miedo por querer ir siempre contracorriente, con cientos de interrogantes en mi cabeza y demasiadas decisiones por tomar, y aunque a veces las cosas no resultan como espero, en el camino descubro cosas nuevas que se alinean con mi pasión y abren un mundo de posibilidades,  pero ahora sé, que cuando empiece a escuchar ese latido dentro de mi, golpeando muy fuerte, es que entonces estoy en el lugar correcto.

¿Y tú? ¿Sientes que vas contra la corriente?

Entonces busca el latido…

Fotografía: @willquast

1 Comment

  • Stephanie Mansol

    Gracias por compartir estas palabras, ahora esa frase quedará en mi: ¡Sigo buscando el latido y tengo fe que lo encontraré!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LOGO-DEFAULT-light-small

Cum sociis Theme natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus tempus.